Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > Comedores rústicos: 14 ideas para tu hogar

COMEDORES RÚSTICOS: 14 IDEAS PARA TU HOGAR

17
NOV
2016

Imagen de la noticia Comedores rústicos: 14 ideas para tu hogar

Cuando planificamos la decoración del hogar, ya sea de manera integral o solo en alguna estancia, la mayoría de nosotros comenzamos por averiguar cuáles son las últimas tendencias decorativas, los muebles que se llevan, las paletas de colores más actuales y los tejidos más novedosos. Sin embargo, muchas veces, además de buscar un hogar moderno, también queremos encontrar ese punto de calidez tan necesario para que nuestra casa resulte acogedora y familiar, como un comedor rústico.


Esto, que puede parecer contradictorio a simple vista, tiene una fácil solución si buscamos un punto intermedio entre lo moderno y lo tradicional. Y la mejor forma de conseguir plasmar el ambiente ideal, que se mueva entre lo actual y lo acogedor, se puede conseguir son problemas si decoramos nuestro hogar en estilo rústico.


El estilo rústico no solo se adapta bien a las casa de campo. Cualquier piso se puede decorar en este estilo, combinando toques de actualidad con piezas de sabor tradicional, como mesas o aparadores rústicos en el salón comedor. De esta forma podemos conseguir la esencia de lo natural que se respira en el campo.

Ideas para conseguir comedores rústicos

En el post de hoy te traemos algunas ideas para conseguir salones rústicos urbanos, cómodos y actuales.

 

1. Una de las bases de los comedores rústicos son los materiales naturales, especialmente la madera para los muebles. Junto a la madera puedes emplear otros materiales como el mimbre o el ratán combinados con forja, cuerda, enea, etc.

2. En las paredes y los suelos es una idea muy acertada recuperar los materiales originales y dejar parte de ellos a la vista, como el ladrillo. Puedes rescatar alguna pared de ladrillo visto. Eso sí, con mesura, puesto el el peso visual del ladrillo es enorme y tiende a reducir ópticamente el espacio. También se puede dar una gran utilidad a los pilares y a las vigas, si las recubrimos de madera.

3. Otra opción para las paredes de tu comedor rústico, son los morteros a los que se les puede agregar pigmentos minerales o terrosos para que el revoque incorpore color y no tengas que pintar. También se pueden acabar con lechadas de cal grasa con pigmentos inorgánicos, que se pueden agregar disueltos en agua o en otro disolvente.

4. En los suelos, la mejor opción son los materiales de antaño como las baldosas hidráulicas, el barro o la madera. Otros materiales perfectos para rescatar el rústico en la ciudad son el cemento pulido y el hormigón. Como ves se trata siempre de emplear  materiales básicos y naturales. La madera aporta mucha calidez pero debe evitarse el uso de laminados. Es mejor madera de acabado menos perfecto y sin brillo.

5. En cuanto a los muebles, para no recargar el espacio puedes emplear muebles de campo bien escogidos y combinados con otros más actuales. Las mesas rústicas son clave en un comedor con sabor a campo. Es mejor combinar este tipo de muebles con otras piezas de estilo industrial y elementos más urbanos.

6. Los comedores lacados en blanco y con veta vista son mucho más fáciles de combinar con otros estilos más urbanos y también con otros materiales como el metal o el cristal. Además, el blanco aporta mayor luminosidad y te permite jugar con el colorido el los textiles.

7. Los colores deben estar siempre relacionados con la naturaleza, las plantas, la tierra. Son perfectos los tonos como el ocre, beige, arena, terracota, añil, albero y verdes. Para las paredes el tono sobre tono y los colores desvaídos son tendencia.

8. Crea ambientes separados para el salón y el comedor con un arco o un vano adintelado. Estos elementos arquitectónicos aportan calidad al ambiente y recuperan la tradición de compartimentar los espacios. Son perfectos para romper el efecto longitudinal de un salón rectangular o para comunicar la cocina con el comedor.

9. No pueden faltar en un comedor rústico las alacenas, ya sean de madera o de obra empotradas en la pared a modo de hornacina. Este tipo de muebles se puede distribuir en la zona de estar, junto a la mesa de comer o para formar una bancada alrededor de la mesa.

10. Los muebles de madera deben tener un diseño sencillo, sin brillos, acabados con tintes, técnicas de pátina y envejecimiento, aguadas, barnices de poro abierto y esmaltes al agua. Estos acabados son perfectos para combinar con muebles de madera maciza, piezas de zinc, baldosas hidráulicas y sillas trenzadas.

11. Si tienes dudas a la hora de decidirte por el estilo rústico para tu comedor porque piensas que puede restar luminosidad, piensa que tienes la opción de potenciar al máximo la luz natural con cortinas claras de tejidos sutiles, con colores que ayuden a difundir la luz y con elementos que te ayuden a conseguir ese objetivo, como los espejos. Si tu comedor rústico no es muy luminoso, decídete por el blanco o un crema muy suave como color principal y coloca un gran espejo de forma que se refleje la luz en él. Para romper la monotonía emplea colores vibrantes en los cojines y en algunos objetos decorativos. Los estampados florales, con cuadros y rayas te ayudarán a dar vitalidad a tu salón comedor.  Eligen materiales como el lino, el algodón y la arpillera.

12. Una chimenea o una salamandra, mejor reales que falsas, son elementos que aportan calidez al ambiente de tu salón rústico. Lo ideal es construirla con materiales como ladrillo, piedra o chapa de acero. La mejor ubicación es en ángulo y en el eje medio de una pared. Una alternativa a la chimenea es la estufa de combustión cerrada. Por su elevado poder calorífico y gracias a su gran variedad de tamaños es muy fácil encontrar un modelo que se adapte a tu espacio.

13. Las vigas y viguetas en el techo son muy decorativas, por lo que éste es otro de los elementos clave para dar un toque más rural a tu comedor y para romper con el blanco. Las vigueta se pueden colocar cada 60 ó 70 cm. Para que el ambiente parezca más auténtico recupera las de alguna casa vieja. Se pueden dejar en madera vista o pintarlas con pintura plástica, cal blanca o pigmentada o con esmalte acrílico mate. 

14. Las piezas artesanales y los muebles recuperados o heredados, mejor si son representativos de algún oficio tradicional, son otro elemento esencial para dar sabor tradicional a tu comedor. Puedes recuperar y reutilizar un mueble dándole un uso actual.  Tienes muchas opciones en los rastros, y podrás tener mesas rústicas, sillas, etc.

 

En definitiva, la clave para conseguir esta decoración se encuentra en buscar el equilibrio entre muebles, recubrimientos, colores y objetos decorativos de estilo moderno y rústico.


Si te has quedado con ganas de más, en Decoración de la casa, encontrarás muchas más ideas ¡para inspirarte!

 

 

 

También te puede interesar:

- Comedores rústicos vs comedores modernos

- 5 Tipos de mesas de centro para tu comedor