Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > ¿Cómo aprovechar el espacio en tu armario barato?

¿CÓMO APROVECHAR EL ESPACIO EN TU ARMARIO BARATO?

25
MAY
2018

Imagen de la noticia ¿Cómo aprovechar el espacio en tu armario barato?

Da igual el tamaño de tu habitación, si tienes armarios de sobra o si en la casa viven pocas personas, cuando hablamos de orden y espacio no hay nada como contar con una buena distribución para guardar la ropa y otros objetos en armarios vestidores, empotrados o en la cómoda.

Sin embargo, por pocos o muchos muebles que tengas contar con elementos distribuidores como baldas, cajones, colgadores y demás es esencial para mantener el orden, el espacio, pero por encima de todo es necesario tener cada cosa colocada en su sitio para alejar el desorden, incluso si es un armario barato.

Por ello, y sea cual sea la clase de mueble, habitación o tamaño de la casa donde vivamos os proponemos unas ideas para aprovechar al máximo el espacio que tengáis.

Capacidad de almacenaje de tu armario barato

Al igual que el maletero de un coche puede ser pequeño, pero caben todas nuestras maletas lo mismo sucede con los armarios. Da igual que compremos un armario barato y que este sea pequeño, en el caben más cosas de las que piensas.

Y es que el desorden se impone si no se hace una buena planificación interior para aprovechar toda la capacidad de almacenaje que tienen los muebles, en especial, los armarios vestidores, cómodas, mesillas, etcétera.

Sin embargo, es clave recordar que con muebles poco espaciosos podemos conseguir grandes cosas. Para aprovechar todo el espacio disponible de tu habitación lo primero pasa por tomar medidas dentro y fuera del mueble.

Una vez sabes el espacio y los metros con los que cuentas te recomendamos hagas un plano interior de los muebles y anotes las medidas de cada armario ya que es posible que tengas otras opciones de colocación y distribución mejores de las que pensabas inicialmente.

Por ejemplo, colocar los armarios rinconeros puede ser un suplicio si tienes las esquinas ocupadas

Esto es de suma importancia ya que los armarios rinconeros son la clase de muebles que bien colocados nos sacan de muchos apuros, pero en ocasiones se desaprovechan todas sus posibilidades al colocarse en zonas donde no se les saca todo el rendimiento.

De esta forma, una buena instalación combinada con una correcta distribución te permitirá para aprovechar cada centímetro de la habitación y no tendrás problemas para tener los objetos de tu casa bajo control.

Ideas de distribución y organización en los armarios

Conocer los elementos de distribución como las baldas, cajones, colgadores y similares es fundamental para saber cómo colocarlos, sobre todo, en muebles como los armarios vestidores donde podemos guardar prácticamente todo nuestro vestuario.

Por ello, os vamos a dar las medidas estándar además del lugar donde deben colocarse los elementos de distribuidores según su tamaño y el mueble donde vayan para que puedas aprovechar el espacio y organices la ropa según tus necesidades.

Primero vamos a hablar de los cajones. Los cajones pueden ir colocados de varias formas, en raíles flotantes o apilados unos encima de los otros. Lo mejor es combinar cajones metálicos en forma de malla o cesta para colocar toallas, mantas y ropa de cama ya que su composición permite respirar la ropa y así se evita el mal olor y la humedad.

Los cajones suelen ser muy comunes en los armarios rinconeros, aunque por supuesto son un elemento que no puede faltar en ningún armario. Es aconsejable que vayan colocados a media altura y en la parte de abajo, sobre todo, en muebles amplios como los armarios vestidores o de doble puerta.

Es aconsejable que un armario barato cuente con cajones que no superen los 15 centímetros de altura ni que tengan más de 50 centímetros de ancho ya que esta medida es suficiente para guardar toda clase de prendas, desde pequeñas a más grandes, por ejemplo, dos jerséis a lo ancho y de dos a tres prendas a lo alto.

Los cajones ideales para los armarios vestidores deben tener estas medidas; de 5 a 8 centímetros para las joyas, corbatas y relojes, 12 centímetros para fulares y ropa interior, entre 15 y 16 para toallas y camisetas y hasta 30 centímetros para ropa voluminosa como nórdicos y mantas.

De esta forma, no tendrás excusa para adaptar la tipología de tu ropa a la altura de cada cajón. Y en caso de que no te convenzan su altura ni composición siempre puedes sustituirlos por baldas, cestas o cajas de plástico.

La clave para mantener el orden en tu armario barato es agrupar la ropa por alturas y estaciones. De esta forma, tendrás la ropa más gorda y larga en un lado y la corta en otro lado y ahorrarás tiempo y esfuerzo para encontrar lo que necesitas.

En el caso de que tengas mucha ropa, puedes almacenar la ropa de invierno doblada en cajas y sustituirla por la de verano cuando llegue el frío. De esta forma, tienes todo controlado y a mano en un mismo lugar.

Complementos para maximizar el espacio en un armario barato

Baldas y tablas. Las baldas son el sustituto ideal para los cajones, pero son elementos que no se molestan entre sí y puedes mezclarlos. Por ejemplo, en muebles grandes como los armarios vestidores puedes tener baldas y cajones en las dos puertas.

Para ello, es recomendable que coloques baldas en la parte superior, por encima de la cabeza y a la altura de las rodillas para guardar ropa debajo y cajas encima. Aunque también tienes la opción de colocar los objetos voluminosos y pesados en la parte de abajo y arriba objetos más ligeros para que te sea más fácil acceder a ellos.

Lo bueno de las baldas es que podemos apilar en ellas no solo ropa, sino también cajas de plástico para guardar zapatos, botas, ropas de cama o lo que queramos, de esta forma, un armario barato se convierte en nuestro mejor aliado.

Es recomendable que las baldas sean regulables en altura y extraíbles para no dejar huecos innecesarios. Por otro lado, las medidas estándar suelen ser de 30 centímetros que permite que no se apilen demasiadas cosas. La altura de las baldas deben estar a mano y situadas entre 1,20 y 1,60 metros y una profundidad que no sea superior a los 50 centímetros.

Ten en cuenta que existen las barras colgantes que te permiten colocar desde trajes, cazadoras, pantalones e incluso bufandas y fulares. La clave de las barras es usar perchas que se adapten a nuestra ropa o perchas que nos permitan colocar elementos como sandalias y complementos. Por otro lado, un truco para mejorar el espacio de un armario barato es instalar una cadena que te permita colocar varias perchas a la vez.

Así, tendrás la ropa a diferentes alturas y podrás aprovechar cada centímetro.

Las puertas son las grandes olvidadas de los armarios vestidores, piensa que el lado interior puede ser aprovechado para colocar ganchos y colgar en ellos zapatos y ropa ligera que nos permita cerrar la puerta.

Por otro lado, ¿has pensado en retirar las puertas? Si las quitas ganarías unos cuantos centímetros.

Finalmente, te proponemos que coloques una pequeña lámpara o luz dentro de los armarios para que no tengas problemas de visibilidad y conviertan un armario barato en un mueble con estilo y diferente.

¿Quieres saber cómo colocar tu ropa para aprovechar el espacio? En Clara tienes consejos básicos para que esta tarea sea de lo más sencilla.