Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > ¿Cómo limpiar mesas y sillas de comedor?

¿CÓMO LIMPIAR MESAS Y SILLAS DE COMEDOR?

27
FEB
2018

Imagen de la noticia ¿Cómo limpiar mesas y sillas de comedor?

A la hora de limpiar las mesas y sillas de comedor de nuestra casa debemos tener en cuenta el acabado de las mismas. Y es que no es igual limpiar una silla de madera que una de piel, o una sintética. Cada una necesita de un producto y unos cuidados diferentes. Por ello, es fundamental fijarse de qué materiales (madera, lacado, tela, piel y sintético) están compuestas las mesa y sillas para no estropearlas.

Consejos básicos sobre cómo limpiar mesas y sillas

En este artículo vamos a hablar de los mejores trucos sobre cómo limpiar mesas y sillas. Lo bueno de limpiar los muebles y demás elementos de la casa como son las mesas y sillas es que no necesitamos ser unos expertos de la limpieza y podemos usar ingredientes naturales que se encuentran fácilmente en cualquier supermercado.

Eso sí, debemos tener cuidado no usar un producto que estropee el material de las sillas. Por ejemplo, no son lo mismo las sillas y la mesa del jardín que las mesas y sillas de comedor. Posiblemente las del exterior sean de plástico, mimbre o un material que aguante bien a la intemperie, mientras que las de casa pueden ser de un material como el lacado, vinilo o madera que no aguantan bien la aplicación de productos químicos no específicos.

Por esa razón, es conveniente usar un producto quitamanchas o quitagrasas como los que se usan en la cocina para las sillas de plástico.

Este tipo de productos actúan directamente sobre la suciedad sin estropear el plástico de las mesas y sillas. En cambio, el mismo producto aplicado sobre otro material diferente al plástico o el mimbre como es la madera puede dañarlo y dejar alguna mancha o resto en la superficie de la silla.

Lo bueno de los quitamanchas es que son capaces de eliminar cualquier rastro de suciedad y es muy eficaz gracias a su poder de actuación y rapidez. Basta con humedecer el producto en una bayeta o trapo y pasar el mismo sobre las mesas y sillas. En el caso de que la suciedad lleve acumulada un par de meses puede pasarle una manguera o usar un cubo de agua para limpiar antes de aplicar el producto.

En el caso de que no tengamos quitamanchas podemos utilizar una mezcla de amoníaco diluido  y un poco de jabón empapado en una esponja como las que usamos para limpiar el coche.

¿Cómo limpiar mesas y sillas de madera?

La madera es un material resistente y duradero, sin embargo, aguanta mal la aplicación de ciertos productos químicos que pueden quemar la superficie y dañar el brillo natural del barniza. Al igual que la madera el lacado y el vinilo también son productos delicados y no podemos usar el primer producto que pase por nuestras manos.

Para limpiar las mesas y sillas de comedor de materiales delicados como los citados anteriormente debemos usar un producto específico. De igual forma, es recomendable comprar una bayeta o trapo sólo para ese producto para no dejar rastros ni manchas en otros muebles.

¿Qué producto es el adecuado para la limpieza de mesas y sillas? La respuesta es fácil, con un material natural como el aceite de almendras. Como sabe todo el mundo, el aceite de almendras tiene un efecto hidratante sobre la piel y actúa de forma parecida sobre los muebles en los que se aplique.

El aceite de almendras es el material recomendado para limpiar cualquier mueble de madera, como las mesas y sillas de comedor La clave es usar una cantidad exacta para que la madera absorba todo el producto. Un truco es comenzar echando poco y aumentar hasta dar con la dosis exacta.

Para la aplicación basta echar un poco de aceite, aproximadamente unos 10 mililitros y la misma cantidad de agua ni demasiado caliente ni fría encima de un trapo de algodón. Una vez empapes el trapo con el aceite sólo tendrás que fregar con cuidado hasta sacar el brillo y el color natural del mueble, en este caso, las mesas y sillas.

Otro tratamiento natural que funciona muy bien es la combinación del árbol de té con un poco de vinagre. Ambos son desinfectantes naturales y no dañan la madera de las mesas y sillas ni de otros muebles. Además, el árbol del té es fácil de encontrar en cualquier tienda natural o perfumería y es muy útil para la limpieza diaria de la casa.

Conviene hacer un apunte con las mesas y sillas de madera que tengamos en la terraza o patio. Este tipo de elementos está formado por un tratamiento que se le da a la madera diferente a las sillas y muebles que tenemos en el interior de la casa. Son menos sufridas que las de interior ya que aguantan a la intemperie, pero no es recomendable limpiarlas con jabón.

Por norma general, con una bayeta humedecida en agua basta para quitar la suciedad más gorda. En caso de que necesitemos una limpieza en profundidad puedes utilizar un cepillo de dientes y una mezcla a base de zumo de limón y aceite de oliva.

Tratamientos para materiales delicados como el vinilo y el lacado

Un tratamiento que funciona muy bien con materiales como el lacado y el vinilo es humedecerlos cada poco para que no pierdan color. Sin embargo, en el caso del lacado depende de la mancha, y es que no es lo mismo quitar una pintada de un rotulador que una mancha de vino.

En el caso del rotulador puedes usar un poco de agua oxigenada y la aplicación de cera incolora para recuperar el color original. Para las mesas y sillas de vinilo basta un trapo humedecido  y un trapo con agua. Si no se elimina la mancha con este sistema prueba con jabón neutro y una tela. Si la mancha es de pintura remuévela con una tela de nafta.

Por último, comentar que para limpiar mesas y sillas metálicas o de cristal podemos utilizar un producto para limpiar los cristales ya que actúan sobre el cristal y no estropean la mesa. Eso sí, es recomendable usar papel de cocina suave y fino para no arañar el cristal ya que los periódicos y algunas bayetas pueden estropear el cristal de las mesas y sillas y dejar restos o arañazos en metales como el aluminio.

El abrillantado, mantenimiento necesario

Finalmente, recordamos la necesidad de realizar una limpieza y tratamiento cada poco para no perder el brillo natural de la madera ni del lacado. Basta con hacer una limpieza cada par de semanas para que no se acumule el polvo en las mesas y sillas, de esta forma, durarán mucho más tiempo y estarán siempre brillantes.  

Y es que aunque parezca mentira el polvo y la suciedad se acumulan con mucha facilidad en las mesas y sillas de comedor. ¡Esperamos que con estos consejos sobre cómo limpiar mesas y sillas consigas que te duren muchos años!

En 20minutos puedes encontrar 7 consejos para cuidar tus muebles de madera y prolongar su conservación.