Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > Consejos para comprar el sofá perfecto

CONSEJOS PARA COMPRAR EL SOFÁ PERFECTO

11
MAR
2015

Imagen de la noticia Consejos para comprar el sofá perfecto

Sin duda el sofá es el rey de cualquier hogar, ya que además de su importancia decorativa en el salón, donde suele ser el punto focal, es la pieza que durante más horas utilizamos, ya sea solos en o compañía, para leer, descansar, ver la televisión o charlar.


Por otra parte, es un mueble que nos ha de durar muchos años, por lo que comprar sofá es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera. Antes de decidirnos por un modelo u otro hay que tener en cuenta varios factores. De ellos dependerá que la compra sea un acierto o un fracaso.

FACTORES A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR EL MODELO DEL SOFÁ

 

La estructura, el relleno, la consistencia, la ergonomía y la resistencia son los elementos fundamentales a la hora de valorar la calidad de un sofá. A la hora de ir a la tienda de muebles no hay que dejarse guiar exclusivamente por razones estéticas o económicas. Es preciso hacer una selección previa de modelos y comprobar que se adaptan al cuerpo. Después pediremos información sobre los materiales: tipo de armazón, densidad de la espuma de los asientos, si lleva rellenos de pluma o sintéticos…
También debemos estudiar el tapizado en función de nuestras necesidades: si hay niños en casa lo mejor será decantarnos por un tapizado que repela las manchas y los líquidos. Si tenemos gato o perro, mejor elegir una tapicería en la que no se adhiera el pelo del animal. La piel sintética es una buena opción por su fácil limpieza y bajo mantenimiento pero es sensible a los arañazos. Los sofás desenfundables se pueden lavar cómodamente en casa para mantenerlos en óptimas condiciones.
En los climas fríos, los tejidos suaves y cálidos como la chenilla son muy agradables. Sin embargo, en zonas muy calurosas será mejor elegir una tela como la loneta, mucho más fresca.
Las medidas del sofá son otro de los aspectos a considerar. Puede que en la tienda un modelo nos parezca pequeño pero quede desproporcionado en nuestro salón. Hay que tomar medidas de la estancia y del lugar que hemos destinado al sofá. Por mucho que nos guste un chaise longue, no quedará bien en un salón demasiado estrecho o cuadrado pero muy pequeño.
Si la habitación no es muy grande se puede colocar un modelo en L apoyado contra la pared. Si disponemos de más espacio podemos optar por un modelo en U, en forma de ángulo o en paralelo.
La ergonomía también es importante. Asegúrate que al sentarte las caderas no quedan más bajas que las rodillas. Los apoyabrazos deben tener entre 12 y 20 cm para descansar el brazo con comodidad.
El estilo es una cuestión que deberás decidir dependiendo de cuál sea la personalidad de tu casa.

 

Artículos relacionados:

 

- CONSEJOS PARA DECORAR COMEDORES PEQUEñOS

- TENDENCIAS DECORATIVAS: EL ESTILO INDUSTRIAL Y EL ESTILO INDUSTRIAL CHIC