Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > Decorar dormitorios de matrimonio rústicos: 7 errores comunes

DECORAR DORMITORIOS DE MATRIMONIO RÚSTICOS: 7 ERRORES COMUNES

14
DIC
2016

Imagen de la noticia Decorar dormitorios de matrimonio rústicos: 7 errores comunes

La decoración rústica consigue crear ambientes muy cálidos y acogedores, adecuados no sólo para las casas de campo sino también en la ciudad. Un dormitorio de matrimonio rústico invita al relax y al descanso. Pero acertar con este estilo no siempre es fácil. Los excesos, la falta de luz o las mezclas poco adecuadas de estilos pueden dar al traste con los proyectos de decoración de una habitación de matrimonio.

Por este motivo hemos querido recopilar en este post los errores más comunes que se deben evitar al crear un entorno rústico para nuestra habitación de matrimonio. Además, vamos a ver cuáles son las claves para que el acierto sea total.

Errores a evitar en la decoración de  dormitorios de matrimonio rústicos


1. Comprar los muebles antes de pintar

Los colores que caracterizan al estilo rústico son los relacionados con la tierra y la naturaleza: terracota, ocres, marrones, cremas... Es muy posible que elijas uno de ellos para la decoración del dormitorio de matrimonio, para una o varias paredes. Ahora bien, el tono en el carta de colores no será igual que el resultado final, ya que en el acabado influye el material sobre el que pintas, la luz natural y artificial del dormitorio y el contraste con otros elementos como suelos, cortinas y techos. Comprar los muebles antes de ver cómo ha quedado la pintura es un error común, ya que es posible que el resultado sea demasiado oscuro, con poco contraste o monótono en exceso. Además, si vas a añadir decoraciones como vinilos o murales, hay que planificar con cuidado dónde irán y a qué altura para que no interfieran con el mobiliario.

2. Comprar los muebles sin tomar medidas

Esto en realidad sirve para decorar en cualquier estilo. Una de las primeras cosas que se debe hacer antes de comenzar a decorar es un croquis o plano del dormitorio en el que se deben anotar las dimensiones en la decoración de la habitación de matrimonio y de todos los elementos fijos, con su ubicación: enchufes, ventanas, pilares, etc. A partir de ese plano podemos calcular con exactitud el tamaño de la cama, la cómoda, las mesitas de noche y el armario para que todos los elementos queden lo suficientemente holgados.

3. Estilo sin coherencia

No todos los muebles rústicos combinan entre sí por el hecho de tener un mismo estilo. Dentro de lo rústico hay varias corrientes o líneas, como muebles decapados, forja, muebles sin tratar, lacados en diferentes tonos, etc. Sin caer en la rigidez, sí es necesario que los muebles sigan una misma línea para que se complementen entre ellos. Especialmente hay que cuidar este aspecto en los muebles principales, como en la decoración de dormitorios de matrimonio rústico. En los auxiliares y complementos se puede ser más flexible.

4. Anteponer la estética a la comodidad

El dormitorio, un espacio pensado para el descanso pero también es la estancia en la que guardamos la ropa, las sábanas, los zapatos y complementos de dos personas. En el dormitorio nos vestimos y nos arreglamos para salir, buscando ese bolso y ese collar que tanto nos gustan. Por tanto, en la decoración del dormitorio de matrimonio rústico, debe estar organizado de tal manera que tengamos cada cosa en su lugar y que podamos alcanzarlas sin problemas. En este sentido, hay que tener muy presente una correcta iluminación y no colocar muebles o accesorios que entorpezcan el paso.


Por otro lado, para favorecer el descanso o los momentos de relax, se deben cuidar los colores, buscando los tonos más relajantes.

5. No pensar en el almacenaje

La falta de espacio suele ser uno de los problemas más habituales en las viviendas actuales pero llenarlo todo de armarios no es la mejor solución. Escoger adecuadamente el mobiliario es clave para conseguir una buena organización. Una de las primeras cosas que hay que hacer es una lista con los objetos que queremos guardar y su cantidad. Así sabremos cuánto espacio hay que dedicar a zapatos, a mantas, a ropa para colgar, a ropa plegada, a bolsos, etc. Cada persona tiene un estilo de vida y unas necesidades particulares en este sentido. Quizá en tu caso la mejor opción sea una buena cómoda o un sinfonier con muchos cajones o tal vez necesites mucho espacio para zapatos.

Los armarios tienen un importante peso visual en la decoración del  dormitorio de matrimonio, por lo que, en general, es mejor no abusar de sus medidas y utilizar otras alternativas más funcionales como armarios empotrados o canapés abatibles.

6. No dejar que el dormitorio “respire”

No conviene poner todos los muebles alineados contra la pared y pegados unos a otros, como los armarios o aparadores rústicos. Lo más conveniente es hacer grupos de muebles para crear una atmósfera de comodidad y calidez dejando espacio entre unos y otros. Tampoco debes colocar los muebles de manera que obstaculicen el paso, que no te permitan acceder a la ventana o abrir completamente puertas y cajones.

7. Olvidar los detalles

Si quieres un dormitorio con personalidad debes poner especial atención a los detalles, que son los que harán de tu espacio una zona única. Cuadros, espejos, velas, cojines que combinen texturas y colores y adornos estratégicamente colocados darán un aire mucho más acogedor en la decoración de tu habitación de matrimonio.

 

Claves en la decoración de habitaciones de matrimonio

 
Ahora que ya sabes cuáles son los errores que debes evitar, vamos a repasar las claves de la decoración en estilo rústico

1. El elemento clave en este tipo de decoración es la madera, que aporta sensación de calidez y solidez. Una de las más usadas en estilo rústico es la de pino, poco tratada, con las vetas a la vista o lacada en tonos suaves y con cierto aspecto envejecido.

2. Los materiales complementarios que funcionan a la perfección en un dormitorio rústicos son las fibras naturales, como el mimbre, el barro, la piedra, la forja y los tejidos como el algodón o el lino.  Las lámparas y los cabeceros de forja son perfectos para una ambientación natural y campestre.

3. En cuanto al mobiliario, los aparadores rústicos, con cajones y puertas, las cómodas y los sinfonieres se pueden complementar con descalzadores o pequeños auxiliares en los rincones. destacamos las alacenas del estilo de las granjas francesas, mesas auxiliares. Combina materiales y acabados pero utilizando siempre un elemento común en todos ellos, que puede ser el color, los tiradores, un adorno de forja, etc. Para ambientes rústicos se recomiendan muebles de estética artesanal, de gran tamaño, visualmente pesados y con cierto aire desgastado.

4. Los colores más adecuados son los que están relacionados con la tierra y la naturaleza, y tonos suaves combinados con otros más intensos. Destacan los marrones y anaranjados (terracota, coral, ocre, crema), los azules, los verdes y los rojos menos vibrantes.                                                                                                                   

5. No te olvides de las flores y las plantas. Para lograr un ambiente rústico perfecto las flores y las plantas son imprescindibles, ya sea en ramos, en centros de mesa o en macetas. Pueden ser naturales o secas. Las artificiales no son las más recomendables, puesto que rompen ese aire natural que impregna el ambiente.


Si te has quedado con ganas de más, en El Mueble, encontrarás ideas en la decoración de dormitorios de matrimonio rústicos