Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > El efecto de los colores en la decoración de tu hogar

EL EFECTO DE LOS COLORES EN LA DECORACIÓN DE TU HOGAR

18
FEB
2015

Imagen de la noticia El efecto de los colores en la decoración de tu hogar

En este artículo analizamos los efectos de los colores más utilizados en interiorismo para ayudarte a elegir. En las tiendas de muebles también verás decoraciones muy variadas que pueden servir de inspiración.

 

LAS VARIEDADES DE COLORES Y SU ASOCIACIÓN

En general, se considera que hay tres tipos de colores: fríos, cálidos y neutros. Los fríos son los azules, verdes y sus derivados; los cálidos son los rojos, amarillos y sus combinaciones y los neutros se consideran en decoración los blancos y negros, con sus diferentes gamas.

Sin embargo, existen tonos como el púrpura que son más cálidos o más fríos según la proporción de rojo y azul que contengan.

El rojo es un color cálido que aporta energía y estimula los sentidos por lo que es recomendable para decorar habitaciones destinadas al entretenimiento y a los juegos. Es un tono muy atrevido y si se abusa de él puede resultar estresante. Lo más adecuado es emplearlo en pequeñas dosis, combinado con muebles blancos o negros.

El amarillo aporta energía y vitalidad, pero de forma un poco más serena. La luminosidad del amarillo es ideal para habitaciones con poca luz natural y para climas lluviosos, ya que crea ambientes acogedores. En sus tonos más suaves sirve para decorar superficies amplias, como las paredes.

El naranja es estimulante al tiempo que íntimo. Resulta idóneo para estancias frías y para zonas infantiles, en donde se puede combinar con verde menta para una dosis de frescura y serenidad.

El azul es un color frío que denota calma y serenidad. Los tonos más suaves, especialmente si se combinan con blanco requieren una iluminación cálida. Resultan muy apropiados para los dormitorios. Las distintas tonalidades de azul se pueden combinar entre sí para dar vida a las estancias.

Los verdes resultan relajantes, nos transportan a la naturaleza y a la primavera. Son adecuados para zonas de estudio porque favorecen la concentración.

La gama de los tonos púrpura es muy amplia, desde el suave malva hasta el violeta intenso. Combinado con verdes y anaranjados crea ambientes acogedores y muy personales. Los tonos más pálidos son más indicados para dormitorios y los más intensos para salones.

Con los blancos y negros jugamos a matizar y combinar el resto de colores. De esta forma podemos intensificar o suavizar los ambientes. Es recomendable no abusar el negro y comprar muebles en tonos de madera que se integren en el ambiente elegido.

 

Artículos Recomendados:



-Consejos para decorar comedores pequeños

-¿Cómo amueblar un dormitorio juvenil?