Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > Habitaciones con cabeceros tapizados. ¡Inspírate!

HABITACIONES CON CABECEROS TAPIZADOS. ¡INSPÍRATE!

24
MAR
2015

Imagen de la noticia Habitaciones con cabeceros tapizados. ¡Inspírate!

El cabecero de la cama es un elemento imprescindible en cualquier dormitorio, especialmente es los dormitorios de matrimonio. Además de ser un complemento decorativo cumplen una función como respaldo cuando queremos ver la televisión o leer en la cama.


Por este motivo, al elegir los cabeceros para la cama de nuestro dormitorio debemos basarnos en dos criterios.


Por un lado debemos tener presente la estética y elegir un modelo que armonice con el estilo del mobiliario y con los colores de la habitación. Por otro lado, hay que tener en cuenta la funcionalidad que nos proporcione, buscando una pieza que nos ofrezca una base firme y cómoda.


En el mercado existe una gran variedad de cabeceros, en todos los estilos y en materiales muy diversos pero hoy queremos hablar de los cabeceros tapizados.

CONSEJOS PARA ELEGIR CABECEROS TAPIZADOS


La tendencia actual en decoración apuesta por los cabeceros tapizados y acolchados, que ya no tienen nada que ver con aquellos modelos clásicos de antaño. El motivo es bien simple: estas piezas reúnen los dos requisitos que comentábamos anteriormente, estética y funcionalidad, y se adaptan a todos los estilos por la gran variedad de acabados que admiten.


El estilo de un cabecero tapizado viene determinado por su forma y por el tapizado. Así, podemos encontrar modelos tapizados con piel o polipel en tonos lisos. En este caso, las gamas de los marrones, negros, grises y blancos son las más utilizadas ya que resultan muy elegantes y sofisticadas.


La tendencia de los cabeceros capitóné ha vuelto con fuerza y totalmente renovada.
El acolchado en forma de cuadros o rombos se consigue insertando botones en los ángulos de las formas. El estilo actual de tapizados capitoné destaca por un acolchado de poco espesor y forma rectangular de líneas rectas, muy minimalista y vanguardista.


Los acabados en piel natural o sintética facilitan enormemente la tarea de limpieza, pues basta con pasar un paño humedecido con un poco de jabón neutro para que se mantengan en perfectas condiciones.


Si prefieres un tapizado con tela, los tejidos actuales ofrecen una amplia gama de estilos (romántico, moderno, chic, rústico, vintage…) Sólo tienes que elegir la tela que más te guste en consonancia con el resto de textiles del dormitorio.


La tecnología más avanzada se aplica también a la producción textil consiguiendo tejidos novedosos, suaves, elegantes y, sobre todo, resistentes y muy fáciles de limpiar puesto que no absorben las manchas ni el polvo.


Como ves, es tanta la variedad de estilos y acabados que, sea cual sea tu preferencia, no tienes excusa para incorporar un cabecero tapizado en tu dormitorio.

Artículos relacionados:

-CONSEJOS PARA DECORAR COMEDORES PEQUEñOS

- EL EFECTO DE LOS COLORES EN LA DECORACIóN DE TU HOGAR