Inicio > Noticias sobre Muebles > Decoración > Ideas para decorar la mesa de centro

IDEAS PARA DECORAR LA MESA DE CENTRO

15
MAR
2018

Imagen de la noticia Ideas para decorar la mesa de centro

Existen muebles auxiliares que no pueden faltar en el hogar y una mesa de centro es uno de ellos. De cristal, de madera, convertible, metálica y de cristal, las opciones son infinitas y es que da igual el estilo y el salón ya que hay una mesa de centro perfecta para cada hogar.

Disponer de una mesa de centro para realizar tareas cotidianas como tomar un café o leer la información en un portátil o tableta son algunas de las posibilidades que ofrece este mueble auxiliar.

La importancia de contar con un lugar extra para guardar objetos (tazas, llaves, el mando a distancia), ofrecer soporte y adorno son sus funciones, pero una mesa de centro puede transformar tu salón si sabes sacarle el máximo partido combinándola con otros muebles o bien usando adornos y complementos para reforzar el estilo de tu casa.

A continuación, te contamos todas las claves.

¿Mesa de centro o mesa de comedor? ¿Cuál es el estilo que mejor nos conviene?

Aunque una mesa de centro pueda ejercer en ocasiones como mesa principal, su papel es bien diferente. El rol de este mueble va más allá de ser un elemento auxiliar y funcional. Puede ejercer como mesa de apoyo, pero en función del tamaño y los materiales puede ser sustituir a la mesa de comedor en salones y pisos pequeños.

Por ejemplo, una mesa de centro extensible o elevable permite guardar diferentes objetos ya que disponen de cajones y baldas que aumentan su tamaño a los lados o bien en altura. Encontrar la opción que mejor nos conviene depende del espacio que tengamos, si nuestro salón es pequeño lo mejor es una mesa de centro en altura, y si tenemos un salón comedor más amplio siempre podemos elegir una mesa con alas extensibles.

Una mesa baja de cristal y madera o bien una mesa de centro moderna y de diseño con cajones en madera natural encaja a la perfección cualquier salón. Si nos gusta el estilo zen, minimalista o nórdico podemos optar por realizar comidas alrededor de la mesa de centro apoyados en pufs y cojines al más puro estilo oriental.

Lo bueno de este diseño es que los complementos apenas ocupan espacio y podemos transformar la estancia según el evento y número de invitados que tengamos. Una mesa de centro bien usada es mucho más que un lugar donde dejamos las revistas y el mando a distancia.

Piensa en las posibilidades; desde pupitre y un lugar para que merienden y jueguen los pequeños, a zona de descanso para tomar el té, hasta un lugar decorativo y funcional para adornar y guardar objetos y colecciones o como mesa para tomar cócteles un sábado por la noche. ¡Tú eliges!

Consejos e ideas para escoger una mesa de centro

Se trata de una pieza clave en nuestro salón, pero para ello debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Existen mesas de centro de todas clases: a juego con el estilo de tu casa, para miniespacios con hueco debajo del cristal para colocar cajas, macizas, decorativas y ligeras o multifuncionales y con superficies extraíbles, por ejemplo, dos o tres mesas en una. ¡Elige según sea tu salón y el uso que le vayas a dar!
  • Aprovecha sus posibilidades. Por ejemplo, puedes colocar dos mesas de centro paralelas para sustituir a una mesa de comedor.
  • Mide y encuentra la distancia de separación perfecta. Lo más recomendable es que la mesa de centro mantenga una distancia de 40 o 50 centímetros para tener espacio suficiente entre la mesa y el sofá. La mesa debe de tener un tamaño al menos como la mitad del sofá. Por último, si tienes mascotas grandes y el salón es espacioso puedes aumentar la distancia unos 10 centímetros.
  • Escoge la altura y el estilo de la mesa. Aunque es una mesa auxiliar baja, piensa que hay mesas de centro que ganan en altura, pero igual te impiden ver la televisión. Puedes elegir una con ruedas para mover en caso de que te moleste o bien una reclinable así la regulas en altura.
  • Recuerda que la mesa de centro y el sofá deberían de elegirse juntos, en caso contrario dale mayor protagonismo a uno de ellos. Por ejemplo, para sofás cuadrados y de líneas rectas con color neutro puedes optar por una mesa de diseño moderna en color blanco o negro para resaltar el salón. Intenta evitar los contrastes bruscos y adapta la mesa a la distribución del salón.
  • El material de tu mesa va a determinar dos aspectos, su durabilidad y encaje con el estilo de nuestro salón. No es lo mismo una mesa redonda de madera y cristal que una de octogonal de bambú, mientras que la primera encaja en cualquier lugar la segunda tiene más limitaciones estéticas.
  • Finalmente, elige unas dimensiones acordes con los sofás y la distribución de los asientos. De esta forma, es posible que la mesa de centro ejerza las veces como mesa de comedor. Recuerda que existen varias posibilidades para los asientos, en forma de u, en forma de l y en paralelo. La más usada en una mesa rectangular que cubre más espacio y se adaptar a cualquier sofá. Otra opción es optar por dos mesas cuadradas gemelas que cubren más espacio, así siempre puedes retirar una y colocarla en una esquina cubierta con un textil, adornos, plantas y otros complementos.

Complementos e ideas para conseguir un salón cálido y confortable

Tanto si buscas una decoración sencilla como una más moderna y vintage, una mesa de centro es ideal para conseguir tu objetivo. Puedes dejar la mesa vacía o con un solo adorno para reforzar un estilo minimalista, o bien colocar objetos como libros, bandejas, jarros de cristal a juego con el salón.

Piensa que los complementos que coloques deben armonizar con el resto de la estancia sin renunciar al colorido y elegancia del lugar. Por ejemplo, los textiles como los manteles debajo de una bandeja o centro de mesa son ideales para cubrir la mesa a la vez que combinan con los cojines y el sofá.

Los complementos son la guinda del pastel a la hora de finalizar la decoración de nuestro salón. Si tienes jarrones, bandejas y libros que utilices como adornos puedes aprovechar la mesa para colocarlos. También puedes optar por mesas de centro con cajón expositor parar ver el interior del contenido a través del cristal encajando colecciones como caracolas, sobres, piñas y otros objetos.

Una mesa de centro es mueble que aunque no pensemos mucho en él, despierta nuestra imaginación, nos mucha libertad y usos y acaba siendo un elemento imprescindible en nuestro salón comedor. ¿A qué esperas a escoger una mesa de centro? En Mil Ideas de Decoración puedes inspirate para decorar la tuya.